Deir el-Medina

Al comienzo del Imperio Nuevo, Tutmosis I, decide abandonar la construcción de mastabas y pirámides debido a los saqueos a que eran sometidas, y ordena comenzar su tumba en un lugar más protegido, excavando la ladera de la montaña, fundando Set Maat (Deir el-Medina) como lugar de residencia para los obreros y artesanos ocupados en la construcción. Sus sucesores construyeron sus tumbas en el mismo lugar durante unos 500 años, tiempo durante el cual el poblado estuvo habitado.
Se fundó con dimensiones reducidas: cuarenta casas rodeadas por una muralla, pero nunca dejó de crecer, alcanzando su máximo esplendor en tiempos de Seti I y Ramsés II, con cincuenta casas en el interior del recinto amurallado y setenta fuera de él. Fue abandonado en tiempos de Esmendes I, alrededor del 1170 a. C. Un segundo renacimiento se produjo con la Dinastía Ptolemaica, pero no llegó a la prosperidad anterior y pronto fue de nuevo abandonado.









El Templo de Hathor y Maat

 Fue iniciado por Ptolomeo IV Filopater y en el se siguió construyendo durante 60 años,hasta  Ptolomeo VI Filometor y Ptolomeo VIII Evergetes II.
Fue construido sobre varios templos anteriores más pequeños,quizá similares a los restos visibles.

Se dedicó a las diosas Hathor y Maat.Es un edificio pequeño situado dentro de un recinto de adbe,donde lo acompañan pequeñas capillas del Reino Nuevo erigidas por los habitantes de Deir el-Medina.





























1 comentarios:

Maria Pilar Ceresuela Ramon dijo...

Sobran las palabras, simplemente GENIAL. enhorabuena.

Publicar un comentario